Alianza de Amor
con el Sagrado Corazón de Jesús


Agrupación pública de cristianos seglares, llamados por Dios, a vivir y promover en comunión fraternal la santidad bautismal, por medio de un compromiso explícito de llevar a plenitud la alianza de amor con Dios que iniciamos en el bautismo, segun la Espiritualidad de la Cruz, para promover la santidad por el seguimiento de Cristo, Sacerdote y Victima, y para extender el reinado del Espiritu Santo, en union con la Virgen María para Gloria del Padre y consuelo del Corazón de Jesús.

Concepción Cabrera de Armida, conocida por todos como Conchita, nació el 8 de diciembre de 1862, en San Luis Potosí, México. Casada con nueve hijos vivió una profunda, rica y prolongada experiencia de oración. La clave de esa experiencia es la Espiritualidad de la Cruz, comunicada por Dios a la Iglesia por medio de Conchita. Siendo muy joven todavía, Conchita sintió que el Señor le decía: “Tu misión es salvar almas”. Desde entonces se entregó con entusiasmo a compartir todo lo que recibió del Señor. Buscó la santidad en las cosas ordinarias de su vida como hija, esposa y madre; la buscó en el servicio apostólico que realizó promoviendo las cinco Obras de la Cruz, entre ellas Alianza de Amor, y diciendo “Jesús Salvador de los hombres, Salvalos”.

Alianza de Amor, es mucho mas que un grupo de oración o un grupo de estudio Bíblico. Alianza de Amor es un estilo de vida, en el cual la persona ya conciente de su consagración bautismal, desea una vida de mas intimidad con Jesús. Pero Jesús visto desde su Cruz.. conocer que significo para El su entrega por nosotros, por nuestra salvación. Conocer Sus Sentimientos Sacerdotales, para que en unión con El, desde El y por El, podamos dar ejemplo de vivir una vida coherente con el Evangelio.

En Alianza de Amor agradecemos ese Amor Unico e Inexpicable. Nos esforzamos por entregar nuestra vida en su unión, en ofrenda, para la salvación de nuestros hermanos, con un especial énfasis en orar y pedir la santificación de nuestros Sacerdotes. Intentamos consolar a nuestro Señor JesuCristo en sus dolores internos, el dolor de la traición de los mas queridos por El. El que consuela es el Espiritu Santo pero nosotros muy unidos en El. Inspirados por El Espiritu Santo y por manos de nuestra Santisima Madre Maria le damos Gloria al Padre con nuestra vida de oración.

Idealmente queremos ser Santos en un mundo en el que se ridiculiza el serlo, pero para lograrlo necesitamos estar muy cerca de Dios procurando una confesión frecuente, logrando un metodo de oración constante , frecuentar la Santa Misa diaria en cuanto nuestras obligaciones nos lo permitan, la contemplación ante el Santisimo especialmente el jueves sacerdotal y por lo menos una vez al mes hacer nuestro retiro espiritual.

Para lograr nuestro cometido es necesario acercarnos a nuestra comunidad. Prestar en lo posible servicio dentro de nuestra parroquia. Asistir a nuestra junta semanal en la cual nos enriquecemos no solo de la oración, la lectura biblica y del catecismo de la Iglesia; sino que tambien estudiamos nuestra Espiritualidad de la Cruz. Basandonos en “ La Cuenta de Conciencia” de nuestra Madre espiritual: Conchita Cabrera de Armida. Convivimos como hermanos de la cruz nuestras vivencias, nuestros triunfos, y nos consolamos en nuestras necesidades, apoyándonos siempre en la oración.

Conchita fué Santa novia, esposa, y madre. Su mensaje es que aún siendo casada y con hijos podemos vivir santamente con Dios y nuestra Madre la Santísima Virgen.

 

 

 

 

Jesús Salvador de los hombres, Salvalos! Salvalos!

Con María Todo, Sin María Nada!

Si quieren conocer mejor a nuestro Señor, El nos dice:
“Ven Estoy a tu Puerta y Llamo”

Visita Alianza de Amor